Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2007

Meterme rayas

Imagen
Aprendí a leer a los cuatro años, es de las cosas que le agradezco a mi madre, que me enseñase a descifrar esos signos negros al pie de la imagen de un cuento troquelado.

Fui precoz, supongo. A los siete años leía a Palacio Valdés, a los ocho topé con Shakespeare, a los diez con Maquiavelo. Recuerdo la cara del bibliotecario cuando le pedí “El Príncipe”. No es un cuento de hadas, me dijo estupefacto. Ya lo sé, le respondí contrariada. ¿Cómo podía dudar de mí? Sabía lo que quería. Leí y leí. Todo cuanto caía ante mis ojos era devorado con fruición. Por malo que fuera el libro, siempre le encontraba algo bueno, siquiera una raya. Y me metí rayas a mansalva, tres, cuatro libros a la semana, leídos simultáneamente, pues mi cerebro hiperactivo es incapaz de concentrarse en un solo argumento y necesita de constante estímulo. A los catorce años descifraba a Descartes, a Ortega. “El discurso” fue un reto, me costó pillarle el qué, seguirle el hilo, pero lo conseguí. Conseguí entender a un homb…

Hans Christian Andersen

Imagen
Hans Christian Andersen nació el 2 de abril de 1805 en la ciudad danesa de Odense, en el seno de una familia muy pobre. En 1816 su padre murió y, dos años después, su madre se volvió a casar. Entonces, el joven Andersen marchó a probar suerte a la capital del País, a Copenhague. Allí las cosas no le fueron demasiado bien, pasó necesidades y estuvo a punto de regresar a casa, pero gracias a las gestiones del director de teatro Jonas Collins obtuvo una beca para continuar los estudios. En 1828 Andersen aprobó los exámenes de ingreso a la universidad de Copenhague. Comenzó a publicar en 1829 y sus libros tuvieron buena aceptación. Recibió una beca real de Federico VI con la que pudo satisfacer uno de sus principales anhelos: viajar, y no paró hasta 1873. Después de uno de sus viajes por Italia, el año 1835, publicó sus cuentos para niños, con los que se hizo mundialmente famoso. Acumuló honores y distinciones y se le otorgó una beca literaria oficial con carácter vitalicio. Durante sus v…