Excomunión para quien robe un libro


El robo de libros en los conventos llegó a ser tan frecuente que los franciscanos acudieron al pontífice Pío V para que, mediante un decreto, impidiese esta situación.

El Decreto Pontificio, datado en Roma el 14 de noviembre de 1568, dice lo siguiente:

Según fuimos informados, algunos espléndidos con su conciencia y enfermos de avaricia, no se avergüenzan de sacar por gusto los libros de las bibliotecas de algunos monasterios y casas de la orden de los Hermanos de San Francisco, y retener en sus manos para su uso, en peligro de sus almas y de las mismas bibliotecas, y no poca sospecha de los hermanos de la misma orden; nos, sobre esto, en la medida que interesa a nuestro oficio, deseoso de poner remedio oportuno, voluntariamente y nuestro conocimiento decidido, ordenamos por el tenor de la presente, a todas y cada una de las personas eclesiásticas seculares y regulares de cualquier estado, grado, orden o condición que sean, aun cuando brillen con la dignidad episcopal, no sustraer por hurto o de cualquier modo que presuman de las mencionadas bibliotecas o de algunas de ellas, algún libro o cuaderno, pues nos queremos sujetar a cualquiera de los sustrayentes a la sentencia de excomunión, y determinamos que en el acto, nadie, fuera del romano pontífice, pueda recibir la absolución, sino solamente en la hora de la muerte.

Esta carta pontificia se fijaba en un lugar visible en las librerías para que quedase constancia de la censura papal y de las penas en que incurría todo aquel que se apropiase de una obra.

Comentarios

  1. Este letrero lo he visto en la Pontificia Universidad Catolica del Peru. Para nuestro tiempo hasta luce risible, pero se q en su momento tenia un sentido realmente poderoso. Te escribo para agradecerte tambien por tu comentrio en mi blog, en la foto de Toledo. estuve alla un mes en enero del 2006 y fue mi hogar, por tanto, mas que por cualquier valor intrinseco tenga (y todos son MUY valiosos), siempre la recordare, tan calida y precisa en ese momento de mi vida, que se convirtio completamente en mi casa.

    ResponderEliminar
  2. He visto el aviso en alguna librería y pensaba que era una especie de amenaza en plan broma. Mira por dónde, resulta que es auténtico. Lo que se aprende contigo.

    ResponderEliminar
  3. Hola... estaba intentando suscribirme a Ataraxia, pero no entendí cómo... soy nuevo en estas tecnologías... no sé bien lo que es un feed... en mi blog uso la suscripción por mail... para mi es más simple.

    Me podrías ayudar?...

    A propósito... me gusta tu blog "Haz Algo"... no se puede comentar ahí, así que me tomo la libertad de hacerlo aquí...

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tú eres el destinatario de este blog y tu opinión, siempre que sea respetuosa y relacionada con el tema de cada post, nos interesa a todos. El resto, se suprimirá.