Como muestra, estos botones

EL Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española sigue manteniendo en su última edición definiciones en las que subyace una ideología machista que no cabe disculpar, pues está más acorde con el pensamiento del siglo XVIII que con el del XXI. Como muestra, las siguientes voces sancionadas por las autoridades lingüísticas que determinan el docto uso de la lengua.

Femenino.
1. adj. Propio de mujeres.
2. adj. Perteneciente o relativo a ellas.
3. adj. Que posee los rasgos propios de la feminidad.
4. adj. Dicho de un ser: Dotado de órganos para ser fecundado.
5. adj. Perteneciente o relativo a este ser.
6. adj. Débil, endeble.
7. adj. Gram. Perteneciente al género femenino. Nombre femenino. Terminación femenina. U. t. c. s.
8. m. Gram. género femenino.

Masculino.
1. adj. Dicho de un ser: Que está dotado de órganos para fecundar.
2. adj. Perteneciente o relativo a este ser.
3. adj. Varonil, enérgico.

Obsérvense las acepciones 6 de femenino y la 3 de masculino. Femenino es lo débil por excelencia, como masculino es lo enérgico. De esto se desprende que lo femenino es un contrario de lo masculino. ¿No se detecta cierta misoginia?

Madre.
1. f. Hembra que ha parido.
2. f. Hembra respecto de su hijo o hijos.
~ de familia, o ~ de familias.
1. f. Mujer casada o viuda, cabeza de su casa.

Padre.
1. m. Varón o macho que ha engendrado.
2. m. Varón o macho, respecto de sus hijos.
4. m. Cabeza de una descendencia, familia o pueblo.
6. m. Origen, principio.
~ de familia, o ~ de familias.
1. m. Jefe de una familia aunque no tenga hijos.

La figura del padre se atribuye a seres humanos y animales, la figura materna sólo a animales. La voz padre, también tiene otros significados que hacen referencia al poder masculino dentro de un clan, familia o especie. La diferencia entre madre y padre de familia es considerable. La madre de familia es el ama de casa, se marca su relación con un hombre con casada o viuda. El padre de familia es el jefe, con hijo o sin ellos, con esposa o sin ella, es el que manda. ¿No es sexista esta diferenciación?

Achaque.
8. m. desus. Embarazo de la mujer.
11. m. coloq. desus. Menstruo de la mujer.

¿El embarazo es un achaque, una indisposición leve? ¿Sólo las mujeres padecen achaques?

Sexo.
1. m. Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas. 2. m. Conjunto de seres pertenecientes a un mismo sexo. Sexo masculino, femenino.
3. m. Órganos sexuales.
4. m. Placer venéreo. Está obsesionado con el sexo.
~ débil. 1. m. Conjunto de las mujeres.
~ feo, o ~ fuerte.
1. m. Conjunto de los hombres. bello ~.
1. m. sexo débil.

Qué visión más androcentrista, sexo fuerte y sexo débil se comentan por sí solos.

Menstruo.
1. adj. Perteneciente o relativo al menstruo de las mujeres y hembras de ciertos animales. Sangre menstrua.
2. adj. ant. Perteneciente o relativo al mes.
3. m. Acción de menstruar.
4. m. Sangre procedente de la matriz que todos los meses evacuan naturalmente las mujeres y las hembras de ciertos animales.

Habría que añadir si no están embarazadas y durante su periodo fértil. ¿Tan poco saben de la fisiología femenina básica los señores académicos?

Hembra.
1. f. Animal del sexo femenino.
2. f. mujer (ǁ persona del sexo femenino).

Macho.
1. m. Animal del sexo masculino.
2. m. mulo (ǁ animal).

Hembra es sinónimo normativo de mujer, equiparación que no se produce en el caso de macho y hombre.


*Dibujo: Maitena

Comentarios

  1. El del DRAE es un diccionario de uso, es decir, consigna las acepciones de las voces según las utilizan los hablantes. Esto implica que va acorde con la forma de pensar del siglo XXI, es justo como piensan los hablantes de la lengua española.

    Reitero: las voces del diccionario no son sancionadas por la autoridad, ni es esta, la Academia, quien determina el uso de la lengua.

    El DRAE consigna ante todo el uso de las palabras, como sabría cualquiera que leyera el preámbulo:

    "La Academia ha procurado eliminar, en efecto, referencias inoportunas a raza y sexo, pero sin ocultar arbitrariamente los usos reales de la lengua".

    Obviamente, no te tomaste la molestia de hacerlo. Te pareció más fácil soltar un ataque poco informado. De lo contrario, te habrías enterado, también, de que la abreviación "desus." quiere decir que la voz ha caido en desuso.

    La visión del DRAE es androcéntrica, pues así son los hablantes, pero tu visión sólo refleja ignorancia. Por segunda vez, te insisto en que debes de pensar un poco más las cosas antes de escribirlas.

    ResponderEliminar
  2. Sin caer en excesos como el del Ayuntamiento de Córdoba, que propone acabar con la discriminación lingüística fomentando el uso de palabras como "marida", "miembra" o "lideresa", creo que ya va siendo hora de eliminar de nuestro diccionario y, especialmente de nuestro vocabulario, palabras cuya connotación peyorativa es claramente discriminatoria.

    “Zorra” según la acepción en sentido figurado que nos ofrece el DRAE significa "prostituta". Esto ocurre muy posiblemente porque los hablantes denominan así a la mujer que mantiene relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero. También hay hombres que alquilan su cuerpo a cambio de dinero, pero no se les aplica el epíteto de “zorros”.

    Obviamente, ni el lenguaje ni el diccionario son machistas, los hablantes y usuarios sí. En especial quienes no encuentran nada censurable en el contenido de ambos.

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón al quejarse, María. El DRAE se suma, cómplice, en la perpetuación de discriminaciones imperdonables en el siglo XXI. Las palabras no son machistas, ni blancas ni negras. Están para usarlas como vehículo de comunicación y a veces la intención del hablante las convierte en insulto o son en sí mismas la proclama elocuente de un poso activo de marginación hacia la mujer.
    Si existe “puta” debería existir “puto”, porque también los hay. Si en sentido figurado y familiarmente “bruja” es una mujer fea y vieja, falta un equivalente en “brujo”. Los ejemplos serían legión.
    Así como los académicos incluyen en el DRAE nuevas acepciones que nos traen los tiempos modernos, tendrían también que limpiar el diccionario de los residuos de una conducta incrustada en el subconsciente cultural que tolera, e incluso ve con buenos ojos, que la mujer sea vituperada por el solo hecho de serlo. Erradicar el machismo es labor de todos.
    No se me olvida felicitarla por el elogio que la prensa dedica a su trabajo. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. En lo que va de semana 6 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas. En lo que va de año 31 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas en España. El machismo se extiende por todos los ámbitos sociales y aquí se incluye el lenguaje, otro agravio contra el género femenino que a muchos hombres les hace incluso gracia y que a todas las mujeres nos ofende. El lema de la RAE es “limpia, fija y da esplendor”, pues que los académicos de dediquen a limpiar de discriminación el diccionario y a fijar un lenguaje sin mezquindades humillantes.

    ResponderEliminar
  5. Si como dice René, "El del DRAE es un diccionario de uso, es decir, consigna las acepciones de las voces según las utilizan los hablantes", entonces no le encuentro el sentido al "Limpia, fija y da esplendor" que proclama el lema de la Academia.
    Bastaría un recopilador minucioso.

    O "limpian" eliminando el sexismo del lenguaje, o cambian de lema.

    Besazo, María

    ResponderEliminar
  6. Perdón, acabo de ver que Tere ya había apuntado en la misma dirección.

    ResponderEliminar
  7. Si bien mi comentario, esta relacionado "un poco" con el tema publicado, quisiera agradecer, haber encontrado su página, ya que me ha ayudado mucho. Se preguntará por qué.

    Tengo 17 años, y estoy trabajando en un proyecto de tesina (tesis), acerca de la litertura erótica, y buscando información encontré una entrada del año 2006, si es que no me equivoco...

    De verdad muchas gracias por su ayuda "indirecta". Espero pasar pronto por aquí de nuevo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Estereotipos, simplificaciones, prejuicios, actitudes, discriminación en la legislación, en el trabajo, en el lenguaje. La sociedad es injusta con las mujeres, por eso precisamente habrá que hacer algo para sustituir esta dinámica por otra que nos haga recuperar la dignidad como seres humanos. No estaría de más que el DRAE se sumase al intento por normalizar la convivencia en igualdad.

    ResponderEliminar
  9. El DRAE es una muestra de cómo se filtra el pensamiento y la subjetividad de quienes redactan el diccionario, cómo se tiñen de ideología acepciones y ejemplos, de qué manera se empapan la fraseología y las marcas de uso..., aspectos que pueden percibirse ya simplemente en la decisión de incluir o no una palabra en el diccionario, hacerla merecedora de un ejemplo o adjuntarle una nota pragmática, etc.
    Una muestra:
    cancan1 m. Danza frívola y muy movida, que se importó de Francia en la segunda mitad del siglo XIX, y que hoy se ejecuta solo por mujeres como parte de un espectáculo.
    En cualquier diccionario que se precie, las definiciones deben someterse a unas reglas estrictas de objetividad, pero huelga decir que las definiciones también son bien ilustrativas de determinadas ideologías.
    Buen trabajo, María

    ResponderEliminar
  10. El trato que se da a las mujeres dice mucho del grado de libertad y del nivel cultural de una sociedad y el DRAE es un ejemplo del nivel de la nuestra. Muitos saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tú eres el destinatario de este blog y tu opinión, siempre que sea respetuosa y relacionada con el tema de cada post, nos interesa a todos. El resto, se suprimirá.