Postal


Comentarios

  1. Es cierta esa declaración. Y también son ciertas las espinas. No hay libertad sin dolor. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tú eres el destinatario de este blog y tu opinión, siempre que sea respetuosa y relacionada con el tema de cada post, nos interesa a todos. El resto, se suprimirá.