Entradas

Mostrando entradas de enero, 2008

QWERTY

Imagen
Todos los que hemos abordado por primera vez un teclado nos topamos con la misma dificultad inicial: encontrar las letras, dispuestas sin aparente orden ni concierto. ¿Por qué no están colocadas según el alfabeto? El responsable de este desatino es Christopher Sholes, mente diabólica empecinada en dificultar al máximo el trabajo de periodistas, secretarias y demás escribidores.

Durante el siglo XIX se desarrollaron diversos modelos de máquinas de escribir. En 1868, Christopher Sholes ideó un sistema de letras en relieve invertidas, que tras impactar sobre una cinta entintada se imprimían en el papel colocado entre un rodillo. Al principio, las letras seguían un orden alfabético, pero si se escribía demasiado deprisa las letras topaban entre sí y la máquina quedaba bloqueada. Entonces Sholes recurrió a su cuñado, con formación matemática, para solventar el problema. Éste realizó un estudio sobre cuáles eran las letras más usadas y las distribuyó en las zonas más inaccesibles del teclado…

La literatura te elige

Imagen
La literatura te elige.
Las historias te llaman,
te susurran o te gritan que quieren ser contadas,
se cuelan en tu cerebro y se te enganchan al alma.
“Tienes que hablar por mí”, te exige el personaje.
Sólo puedes ceder a sus conminaciones,
es la única manera de liberarse de ese secuestro,
y pagas el rescate escribiendo.

Cada historia tiene un latido propio,
requiere un lenguaje distintivo,
un ritmo adecuado.

Lo difícil es sumergirse en esa vida ajena sin que se haga propia,
mirar sin prejuicios y sin dejar de ser uno mismo.
Este equilibro no se llama objetividad, la objetividad es un estupidez, un imposible.

Hay que vivir la otra vida intentando no perder la tuya,
si te conviertes en el personaje, nadie desde fuera logrará comprender,
si no lo haces, será imposible contar su historia.

Sí, es un oficio de locos éste de escribir.

Por eso la literatura es un arte, el arte de mantenerse cuerdo, el de sobrevivir a las putadas que conlleva la profesión, el de saber vomitar la tinta que te ha envenenado las e…

Escribir

Imagen
Comienza el ritual. Te sientas en la silla y colocas las manos sobre las teclas. Como un pianista ávido por desgranar compases, tú vacías tus pensamientos de palabras. Escribes. Escribes en la soledad de tu guarida, con el bullicio de un bar como fondo, entre teléfonos que suenan y compañeros que entran y salen. Escribes porque no sabes hacer nada mejor en esta vida, porque escribir es lo mejor de vivir. Escribes por escribir. Escribes sin escribir. Escribes para seguir vivo. Escribes por no morir. Escribir, siempre escribir.

La imaginación es un tirano poderoso, maravilloso. Te somete y te espolea. Te muestra caminos verdes y te abandona en los desolados páramos de arenas movedizas. Escribes, reescribes, repasas y corriges. Arañas minutos de aquí y de allá y mientras tu cuerpo se ocupa de realizar escrupulosamente tus obligaciones diarias, la mente escribe: discurre frases, ordena ideas, juega con las palabras hasta darles el sentido adecuado, se lanza a la captura de ese sinónimo esc…

Desvaríos 1

Imagen
Aquel momento era el compendio de todos los momentos: los esperados y los soñados, de todos los anhelos. Sus ojos se buscaron y se extraviaron en ese momento, un guiño del sol en el vidrio los deslumbró y los dos maniquíes perdieron la oportunidad de unir sus labios en algo parecido a un beso. La vida continuó su rumbo frente al escaparate.

Un favor que les pido

Por favor, lean el siguiente post: Casanova, más allá del mito.

Ahora lean el siguiente enlace a Asociación Dante Alighieri.

¿Ven mi nombre por alguna parte?

Baudelaire crítico

Imagen
Los espíritus de dos seres que se aman se comunican forzosamente, Baudelaire


Para la literatura, Charles Baudelaire es poeta, sin embargo, y aunque toda su obra rezume poesía, Baudelaire es también un excelente crítico.

Baudelaire es un crítico moderno, capaz de combinar hábilmente su percepción de una obra, su opinión sobre ella y una visión sincera que anime al público a conocerla. Reivindica el acercamiento al hombre, al artista o al escritor como individuos y propone ceder a la magia creativa para disfrutar de un cuadro, de una novela, de un poema… Baudelaire habla de los espíritus invisibles al ojo humano que rodean al poeta y cuya presencia capta el crítico. Defiende el arte puro, verdadero, porque es el único que no cansa, que no satura, que no mata la curiosidad, sino que la despierta. Incluso lo horrible, lo apestoso, también puede ser bello: es que lo horrible, artísticamente expresado, se convierte en belleza. Todos los artistas que admira, todas las obras admirables, son cal…