Desiertos de tedio

Desiertos de tedio,

oasis de horror.

Malas flores

para el bien literario.

Caer en el abismo infernal

o en el celeste abismo.

¿Qué importa?

Solo queda el fin infinito

cuando termina la batalla

tras la monótona y pequeña existencia

Ese espejo que nos mide

cada vez que nos mira.

Comentarios