Cómo compramos un libro

Lo primero que todos hacemos al mirar un libro que pretendemos comprar es fijarnos en el título, subtítulo y la imagen que haya en la portada. A continuación, le damos la vuelta para buscar una sinopsis o resumen que esperamos encontrar en la contraportada. El tercer paso es descubrir el índice. Por último, y sin necesidad de leerlo en su totalidad, hojeamos algunas páginas y nuestra mirada se detiene en los títulos de los capítulos, las entradillas, los títulos de párrafo, el tipo y el tamaño de la letra, etc. A la hora de considerar si debemos comprarlo o no, tenemos en cuenta cualquier posible recomendación que nos hayan hecho sobre ese libro en concreto, y dentro de las mismas, atribuimos mayor importancia a las opiniones de personas a las que consideramos expertas en el tema o con gustos similares al nuestro. Finalmente nos detenemos en la etiqueta del precio, y es un cálculo rápido entre lo que el libro ofrece y lo que cuesta, lo que nos determina a comprarlo.

Comentarios