Die Bücherverbrennung

Cuando el régimen ordenó, a los libros con sabiduría peligrosa
quemar en público, carretas con libros a las hogueras,
Y todos los bueyes fueron forzados a hacerlo, pero
Uno de los poetas perseguidos al revisar, con gran estudio,
La lista de los quemados, se quedó estupefacto, pues su libro
Había sido olvidado. Fue volando en las alas de la ira
A su escritorio, y escribió una carta a las autoridades.
¡Quémenme!, escribió con gran pesar, ¡Quémenme!
¡No me hagan esto a mí! ¿No he dicho
Siempre la verdad en mis libros?
¡Y ahora me tratan Uds. Como si fuera mentiroso!
Yo les ordeno: ¡Quémenme!


*Bertolt Brecht escribió este poema titulado Die Bücherverbrennung contra el "bibliocausto".





Holland House Library de Londres (1940)