Valor literario

El trabajo literario vale tanto como quiera pagarse por él, y frente a esta ley de mercado, la vocación personal no tiene nada que hacer. Los escritores que no respeten las exigencias del mercado terminan desterrados en el anonimato. Los escritores que sirven a la musa literaria ponen en peligro su carrera y ya están muertos. Hoy, la profesionalidad de un escritor se mide por su capacidad de adaptarse a las expectativas de un amplio público lector y la más leve desviación de este camino incrementa las posibilidades de fracaso.

¿Qué es un escritor? ¿Un trabajador industrial o un artista? Stephen King cobró como anticipo por una de sus últimas novelas diecisiete millones de dólares. ¿Responde esto a las preguntas?

Comentarios