Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Biblioteca Beinecke de libros raros

Imagen
Beinecke Rare Book Library es el nombre por el que se conoce a la biblioteca de la Universidad de Yale. La biblioteca alberga en su torre central 180.000 volúmenes y en las estanterías más de 500.000, también guarda una colección de papiros egipcios y manuscritos medievales y renacentistas valorados en millones de dólares. Algunas de sus joyas son un ejemplar de la primera Biblia de Gutenberg, salida de una imprenta de tipos móviles o el Manuscrito Voynich. Su extenso fondo sirve como centro de investigación a estudiantes, profesores y especialistas y aunque los contenidos no se prestan, pueden consultarse en la sala de lectura o vía internet, pues dispone de fotografías, documentos, manuscritos iluminados, mapas, obras de arte y libros digitalizados.
El edificio se acabó de construir en 1763. La fachada carece de ventanas y es de granito y mármol blanco tensado con cuadrículas de hormigón de finos cortes que permiten el paso de la luz a través de él. Gracias a esta peculiaridad, la sa…

Consignas para escritores

Imagen
Jorge Eduardo Benavides ha invertido sus mejores aptitudes literarias para ejercer como profesor en talleres de creación durante cerca de veinte años. Con toda la experiencia acumulada formula unas orientaciones llenas de buen criterio que, sin duda, le resultarán muy útiles tanto al escritor que empieza como al que ya ha alzado el vuelo con su pluma, porque en este oficio uno siempre es escritor en cierne. “Consignas para escritores” reúne propuestas, recopila lo que ya opinaron otros autores y configura una pauta a tener en cuenta cuando se aborda el vacío sideral de la página en blanco.
Libros para enseñar a escribir se han publicado unos cuantos. Rilke, Monterroso, King y varios cientos más han condensado su experiencia en cartas, decálogos o biografías literarias. También lingüistas, retóricos y plumillas se han aventurado a elaborar las directrices que convertirán a las palabras en un bello artefacto literario. Pero no hay reglas para combinar con acierto técnica y talento. No ha…

Mujeres en la Real Academia de la Lengua Española

Imagen
La Real Academia de la Lengua Española se creó en 1713. La primera mujer que admitió la academia con título honorífico fue María Isidra de Guzmán y de la Cerda, en 1784.
Emilia Pardo Bazán y María Moliner fueron algunos de los nombres de mujeres que posteriormente se postularon para ocupar un sillón, pero no lo lograron debido a los estatutos de la Academia.
A María Moliner, autora del prestigioso Diccionario de uso del español, se la llamaba la “académica sin silla”.
Solo ocho mujeres, frente a más de mil hombres, se han sentado en uno de los 46 sillones de la RAE desde su fundación. La fallecida Carmen Conde (1979) fue la primera. Le siguieron la también fallecida Elena Quiroga (1983), Ana María Matute (1996), la historiadora Carmen Iglesias (2001), la científica Margarita Salas (2002) y la filóloga Inés Fernández Ordóñez (2008). La escritora Soledad Puértolas (2010) fue la séptima mujer en ingresar en la venerable institución, que a partir de este año cuenta también con Carme Riera.

Carta de Machado a la muerte de Leonor

Imagen
El 1 de julio de 1912 muere Leonor Izquierdo Cuevas, esposa de Antonio Machado. Según uno de los biógrafos machadianos, Leonor era una niña menuda, trigueña, de alta frente y ojos oscuros con mucha simpatía, y alegría, y de una fuerte educación religiosa. A las 10 de la mañana del 30 julio de 1909, en la Iglesia de Santa María la Mayor, en Soria, Leonor y Antonio se casan, ella tenía 15 años y él 34. Desde Baeza, en 1913, en carta a Unamuno, el poeta se refiere a la muerte de Leonor.


La muerte de mi mujer dejó mi espíritu desgarrado. Mi mujer era una criatura angelical segada por la muerte cruelmente. Yo tenía adoración por ella; pero sobre el amor, está la piedad. Yo hubiera preferido mil veces morirme a verla morir, hubiera dado mil vidas por la suya. No creo que haya nada extraordinario en este sentimiento mío. Algo de inmortal hay en nosotros que quisiera morir con lo que muere. Tal vez para esto viniera Dios al mundo. Pensando en esto, me consuelo algo. Tengo a veces esperanza. Un…

La pantera rossa

Imagen
La Pantera Rossa es mucho más que una librería, es un proyecto para reflexionar, debatir, desobedecer, para hacer y para ser. Es un espacio destinado a la cultura libre, a la lectura, al pensamiento, a la comunicación y al sentimiento. Se trata de una cooperativa que impulsa un proyecto social ambicioso, gestiona una librería especializada en narrativa social y ensayo y una tienda de comercio justo. Cuenta ya con la colaboración de más de 100 personas socias, cada una aporta 5 euros mensuales y recibe un 5% de descuento en la adquisición de artículos de la librería y de la tienda de comercio justo, así como un 10% de rebaja en las actividades del centro social con cuota de inscripción.
Conoce La Pantera Rossa en Zaragoza, calle San Vicente de Paúl, 28 o a través de internet en su página: http://www.lapanterarossa.net/

Bookyard de Massimo Bartolini

Imagen
El artista italiano Massimo Bartolini participa en el proyecto TRACK con una extensa biblioteca pública al aire libre. La obra lleva por título Bookyard y Bartolini ha empleado su creatividad para desarrollar un conjunto de doce estanterías que se encuentran ubicadas en la viña de la abadía de San Pedro de la ciudad de Gante, un establecimiento que data su origen en la Edad Media. Los libros de segunda mano han sido proporcionados por varias instituciones de la ciudad y se pueden comprar, intercambiar o tomarse en préstamo como en cualquier biblioteca tradicional.
La Bookyard es una de las 44 obras que pueden encontrarse dispersas por Gante hasta el 16 de septiembre: un edificio en fase de rehabilitación, una facultad, un solar desolado, una fachada, una biblioteca, una orilla empedrada, un barrio marginal de emigrantes… La idea de TRACK es romper las paredes de los museos y descolocar el arte de sus habituales espacios.


En la biblioteca

Imagen
No sé si llamar documentación a lo que hago, puede que sea excesivo, incluso falso. Utilizo el periódico como disparadero de ideas cuando pretendo escribir, pero solo como acicate de la memoria. Lo hojeo y lo ojeo, dejo que mi mente divague y me traiga ocurrencias, personajes, recuerdos, lugares, comentarios, palabras. La biblioteca del centro cívico no es el lugar más indicado para mis propósitos porque está llena de distracciones. Gente que pasa a mi lado para mirar revistas y CD, la ventana abierta por la que se cuela el ruido del tráfico, los gritos de los chiquillos que juegan en el parque, los pájaros que entonan trinos de cortejo. Tanta incomodidad ya es por sí misma incompatible con el relajado ritual de escribir. Pese a todo, lo intento.
Con todo, he de concluir que esta mañana he sido feliz durante un par de horas. Una señora muy amable ha actualizado mi tarjeta de biblioteca, me ha permitido usar el ordenador sin demanda previa y he satisfecho la curiosidad que traía apuntad…

Cartilla para escribir en seis días, segunda parte

Imagen
Tal fue el éxito de la Cartilla para escribir en seis días, que su autor Pedro Martínez Baselga se animó a elaborar una segunda parte con la que se pretendía conseguir una caligrafía armoniosa y más rápida en su ejecución. Esta cartilla de escritura enlazada se presentó en Zaragoza en 1907 y buscaba ser útil a niños, adultos, hombres de negocios y de carrera que desearan mejorar su letra en pocos días.
La Cartilla para escribir en seis días. Escritura enlazada, intentaba desterrar los malos hábitos de escritura que, según Baselga, eran comunes en los españoles del momento. Su propuesta era suprimir el uso de papel pautado y la copia mecánica de muestras caligráficas. El autor recomendaba los dictados y las redacciones como forma para vaciar el pensamiento y adquirir una letra propia. Siguiendo el método de escritura razonada expuesto en la cartilla de Baselga se conseguía rapidez y soltura en los gestos al no tener que levantar la pluma del papel ni volver hacia atrás para completar la…