Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Somos dos, aunque fuimos un millón

Imagen
Somos dos, aunque fuimos un millón.
Dos que se funden en uno desintegrados en añicos.
Juntos intentamos recomponer la vida
pero no quisimos reconstruir el pasado
nos pusimos a crear un presente
con los restos de unos cristales
a los que fuimos limando aristas.
Ahora tenemos un bello espejo
donde se reflejan sonrisas y esperanza,
la ilusión por compartir en uno
los millones de trozos que aún somos.

Truman Capote en Palamós

Imagen
“Esto es un pueblo de pescadores, el agua es tan clara y azul como el ojo de una sirena. Me levanto temprano porque los pescadores zarpan a las cinco de la mañana y arman tanto ruido que ni Rip Van Winkle podría dormir”. T. Capote.
El Àrea de Cultura i Patrimoni del Ayuntamiento de Palamós (Girona) organiza durante los meses de julio y agosto las visitas guiadas: "El Palamós de Truman Capote". El escritor norteamericano pasó tres temporadas en Palamós, las primaveras y veranos de 1960, 1961 y 1962, buscaba la tranquilidad necesaria para poder escribir su obra A sangre fría. Primero se alojó en el hotel Trias, luego escogió una casa en el centro del pueblo y, finalmente, Capote alquiló una mansión en el montículo de una cala, frente al mar. Su estancia no despertó gran interés, Capote, ensimismado y atormentado, se paseaba en bata por el pueblo junto a su bulldog Charlie para comprar la prensa, la ginebra y los víveres. Durante el recorrido de la visita se explica qué lugares …

Mujeres ensombrecidas

Imagen
“No tiene sentido que me sacrifique en balde por el egoísmo de él. Llorar le quita a una todas las energías.” Zenobia Camprubí.
Zenobia Camprubí, Elena Garro, María Lejarreta… Quién ha oído hablar de ellas y de tantas otras mujeres que han sido silenciadas, que han ocultado su identidad bajo un nombre masculino, que han trabajado de “negro” para un hombre, que han llegado a renegar, incluso a destruir sus obras, para no perder el amor de su compañero.
La historia de las artes está incompleta. Durante siglos, en música, en pintura, en literatura, se ha omitido el nombre y las creaciones femeninas. Es el caso de Sofonisba Anguissola, fue una gran retratista, contratada por Felipe II en alguna ocasión, e influenciadora sobre la obra de Caravaggio. O de Hildegarda de Bingen, alemana, y la milanesa Maifreda Pirovano, condenada por herejía, ambas religiosas y destacadas compositoras en su época, el siglo XII. Se encuentra documentada la sumisión de Zenobia Camprubí a su marido, Juan Ramón Jimé…

María Moliner

Imagen
Había un punto, el de la tarde, en que realmente me sentía vacía, sentía que algo me faltaba y entonces me puse a trabajar en el diccionario con todo entusiasmo. María Moliner.

María Moliner nació en Paniza (Zaragoza), el 30 de marzo de 1900. Cuando tenía doce años, su padre, el médico de la Marina Enrique Moliner, se fue de viaje a Argentina para no volver. La familia quedó sola y desatendida en Madrid, donde María realizó sus estudios hasta el bachillerato, luego, en Zaragoza, María Moliner sería una de las seis alumnas que se licenciaron en Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la capital aragonesa. Su expediente académico está lleno de sobresalientes y matrículas de honor. María tenía que aportar dinero a casa y trabajó durante un tiempo en el Estudio de Filología de Aragón, donde se formó como lexicógrafa a la par que colaboraba en la confección del Diccionario Aragonés, subvencionado por la Diputación Provincial de Zaragoza. El Archivo General de Simancas fue su primer …

Te veo triste

Imagen
Las novelas de Fernando Sanmartín tienen el don de llegar a mí en el momento preciso, ni un segundo antes. Hace días que Te veo triste, su última novela, permanecía esperando apilada junto a otras lecturas pendientes. Acaricié la portada y la deposité con mimo entre los demás libros, hasta que las saetas del tiempo marcaron la hora. Entonces me atreví a destapar las páginas y a recorrer las líneas, con el íntimo presentimiento de ser tocada por las palabras que iba a leer.
Fernando Sanmartín es un hombre que me admira por sus certezas, capaz de escribir “es” donde yo pondría “quizá”, y mi naturaleza escéptica se rinde ante la contundencia de sus aseveraciones. “No es ninguna excentricidad encontrarse a uno mismo, que todos estamos llenos de apagones, y que hay apagones que duran una noche y hay otros que pueden durar semanas”, años, incluso toda la vida añadiría yo. De esta búsqueda parte Te veo triste. Marta Sampiero, la protagonista, indaga en el pasado de su padre para averiguar qui…

Es la luz

Imagen
No es una magdalena, sino un rayo de luz que me recuerda a otro idéntico, el que dispara el poder de evocación de mi memoria.
La habitación se ilumina con el sol de la tarde. Una luminosidad amarilla e intensa envuelve la escena cotidiana. Una mujer inclinada sobre la máquina de coser pespuntea dos trozos de tafilete que habrán de convertirse en zapatos. Una niña está sentada en el suelo, junto a ella. Hilos de colores, tijeras, recortes de piel y el olor a cement impregnando la atmósfera. El ruido del pedal topando rítmicamente contra el suelo es la música que suena de fondo.
La ventana es una catarata de luz que inunda el alma. La nostalgia acecha, pero no logra imponerse a la luz.

Cuentos para leer con una sola mano

Imagen
Sabara Editorial y su plataforma de distribución, Literatúrame, presentan hoy en Zaragoza su proyecto literario. Distribuirán libros digitales sin códigos cautivos (DRM) para dispositivos de lectura y a un precio razonable.
Aquí puedes comprar mi antología de relatos eróticos: Cuentos para leer con una sola mano.
Que disfrutes de un agradable rato de lectura.