El negro



A los negros literarios, los anglosajones les llaman ghost writers (escritores fantasma), porque realizan su trabajo en la clandestinidad y no trasciende su nombre. Solo se conocen en contadas ocasiones, como es el caso de Jon Favreau, el joven autor de los brillantes discursos de Obama, que apareció en la portada de The Washington Post. Favreau se siente orgulloso de ejercer un oficio reconocido y bien remunerado.

Comentarios