La voz de Wilde



Sabemos que Oscar Wilde visitó la Exposición Universal de París en 1900 y sabemos por sus cartas que lo hizo en varias ocasiones y que allí habló con Rodin. Sabemos que uno de los stands más visitados de la exposición fue el dedicado a los inventos de Thomas Edison, en el pabellón estadounidense. Varias biografías de Wilde mencionan la existencia de una grabación hecha con el fonógrafo de Edison en la que Wilde recitaba la parte VI de La balada de la cárcel de Reading, que consiste en las tres últimas estrofas del poema y su nombre identificándolo al final de la misma.
El supuesto cilindro de cera se pierde, pero aparece una copia de acetato en la década de los 60. El hijo de Wilde, Vyvyan Holland, identificó la voz de su padre, aunque luego cambió de opinión, y un posterior análisis del archivo de sonido aumentó las dudas sobre su autenticidad.
De momento poco más se sabe sobre el asunto. Los que admiramos a Wilde estaríamos encantados de poder escuchar su voz, así que si alguien dispone de más datos, por favor, que los comparta.

 

Thomas Edison. La Exposición Universal de 1900 en París.

Comentarios