Genji Monogatari

Genji Monogatari o La novela de Genji, de Murasaki Shikibu, fue escrita en el siglo XI, y en los 54 rollos que la componen, se narra la vida del príncipe Genji, personaje ficticio, y la vida de sus hijos tras su muerte. La historia es una crónica de costumbres que discurre entre los siglos X y XI y retrata el mundo aristocrático de la época. En Japón es un texto clásico y actual, un símbolo de la literatura japonesa; pero en Occidente apenas se sabe de su existencia. Se tradujo al inglés hacia 1925 y enseguida se le reconoció un gran mérito literario, llegando a ser comparada con El Quijote. Aunque no existe una certeza absoluta sobre la autoría de la obra, se le atribuye unánimemente a Murasaki Shikibu, una mujer que formaba parte de la corte de la emperatriz. Si bien, debido a las notas aclaratorias que incluye la narración, existe la sospecha de que varias personas intervinieron en la creación de la obra. La teoría de que Genji Monogatari fuera escrita por una mujer se confirma ya que se utilizó para ello el alfabeto kana, pues el kanji estaba reservado exclusivamente para los hombres.
El texto tiene más de 1.400 páginas divididas en 54 capítulos, 800 wakas (poemas tradicionales) y se considera que fue escrito alrededor del año 1008. No se ha conservado el original del libro y la versión que nos llega proviene de numerosas copias. Para conmemorar el primer milenio, en 2008, en Kyoto, lugar donde transcurre la trama, se celebraron numerosos actos. La novela ha sido alabada por lectores tan conocidos como Virginia Woolf, Marguerite Yourcenar, Jorge L Borges, Octavio Paz, Harold Bloom o Yasunari Kawabata. Respecto a la comparación de Genji Monogatari con El Quijote, Borges dijo: "No quiere decir que la vasta novela de Murasaki sea más intensa o más memorable o mejor que la obra de Cervantes, quiere decir que es más compleja y que la civilización que denota es más delicada".

Comentarios