Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Luego, tomaremos Berlín

Imagen
Me sentenciaron a veinte años de aburrimiento, por intentar cambiar el sistema desde dentro. Ahora vengo, vengo a recompensarlos. Primero tomaremos Manhattan. Luego, tomaremos Berlín. First we take Manhattan, Leonard Cohen.

Lo he logrado

Imagen
Ya no siento nada. Él no está sobre mí, ni dentro de mí. Su piel no me roza, sus manos no me tocan, si miembro no me viola. No le siento. He conseguido salir de mi cuerpo, volar lejos de esta cama y de esta habitación. El tiempo no existe y mi viaje durará lo que tenga que durar. Regresaré ignorando la vergüenza y la humillación. Fingiré ser yo, ese personaje que me he inventado y que hace que no sepa ni quién soy.

Proyecto de escritura de Hans Ulrich Olbrist

Imagen
A raíz de un informe que revelaba que la mitad de los niños italianos tienen dificultades para escribir a mano, el semiólogo y novelista Umberto Eco dio la voz de alarma, lamentando la crisis que padece la escritura a mano: la caligrafía, que él practica desde sus primeros años escolares. El escritor Hans Ulrich Obrist considera que la tecnología puede ayudar a revivirla. Por eso, desde diciembre del año pasado, Obrist se dedica a publicar fotos de mensajes escritos a mano por los artistas, escritores y arquitectos con los que se encuentra regularmente, y el resultado es una mezcla heterogénea de comunicados de Ai Weiwei, Yoko Ono, Michael Stipe, Douglas Coupland, Gustav Metzger y Marina Abramovic, entre muchos otros. El proyecto se inició de manera fortuita: ocurrió en una visita al estudio del artista Ryan Trecartin, cuando Obrist se inscribió en la red online Photo sharingpor recomendación suya y se instaló la aplicación en el teléfono. Así comenzó, aunque la idea del proyecto llegó…

Aurora Egido: sillón B

Imagen
La filóloga Aurora Egido ha sido elegida académica de la Lengua y ocupará el sillón que dejó vacante al morir José Luis Borau: el sillón B. Es catedrática de Literatura la Universidad de Zaragoza y experta en el Siglo de Oro, una de las máximas especialistas en Baltasar Gracián, que también le ha dedicado numerosos trabajos a Cervantes y a la poesía del siglo XVII. Ha sido reconocida con la Medalla de las Cortes de Aragón y el Premio Nacional de Investigación Ramón Menéndez Pidal. Aurora Egido es la séptima mujer que ingresa en la RAE, de la que también forman parte Ana María Matute, Carmen Iglesias, Margarita Salas, Inés Fernández Ordóñez, Soledad Puértolas y Carme Riera. Parece que han quedado atrás sangrantes rechazos de la Academia como Gertrudis Gómez de Avellaneda, Emilia Pardo Bazán o María Moliner. Ya hay plazas para señoras.

La deuda

Imagen
Felipe Hernández, poeta, novelista, compositor y músico, se muestra en su obra La deuda como un hábil narrador, capaz de atrapar al lector en una historia intensa, dentro de una atmósfera que en ocasiones se vuelve densa y desasosegante. Andrés Vigil, el protagonista de la narración, contrae una deuda con un prestamista al que recurre para poder comprarse un violonchelo. Una tarde que acude a la oficina de empeños con la intención de aplazar el último pago de su deuda, presencia una escena que trastocará su vida. Dos hombres acompañan al usurero y le interrogan sobre cierta actividad ilícita, le torturan y le dan muerte. Andrés queda sobrecogido por los acontecimientos, no puede concentrarse en otra cosa que no sea la violenta escena que se repite en su cerebro. Intenta la ejecución de una suite de Bach, pero los fallos de ritmo y los errores en las notas provocan que el violonchelo rechine con un ronco gemido. Pierde el empleo, se distancia de su esposa… Las desgracias se suceden, aun…

Jean Zéboulon

Imagen
Los regímenes totalitarios queman libros, la democracia los ahogaJean Zéboulon, filósofo.

Sartre y Camus

Imagen

Visita inoportuna

Imagen
Estábamos en la cama, amartelados tras el acto amoroso, entiéndase sexo salvaje, y sonó el timbre de la puerta. Fingimos no haberlo escuchado y seguimos a lo nuestro, susurrándonos tiernas palabras de amor: “Me vuelves loco, flaca”. “Chato, tienes unas manos divinas”. El timbre volvió a insistir, a persistir y a interrumpir. Él cogió su camiseta para taparse unas vergüenzas de las que no tenía por qué avergonzarse y, malhumorado, fue a abrir la puerta. “Hola, mira soy de la asociación tal y vengo pidiendo una ayuda a los que quieran colaborar. Tu donación puede sacar de un apuro a mucha gente que lo necesita”. “Joer, tía. Me pillas en mal momento. Acabo de salir del talego, estoy en el paro y tengo lo justo para comprarme una china. Si quieres, puedo hacerte una paja. Gratis, ¿eh? Todo sea por la causa”. Escuché el ruido de sus tacones corriendo escaleras abajo y a él partirse de risa. “Serás cabrón”, le dije. Y volvimos a lo nuestro.

Adieu tristesse. Buenos días tristeza

Imagen
Adieu tristesse Bonjour tristesse Tu es inscrite dans les lignes du plafond Tu es inscrite dans les yeux que j'aime Tu n'es pas tout à fait la misère Car les lèvres les plus pauvres te dénoncent Par un sourire Bonjour tristesse Amour des corps aimables Puissance de l'amour Dont l'amabilité surgit Comme un monstre sans corps Tête désappointée Tristesse beau visage. Adiós tristeza Buenos días tristeza Inscrita estás en las rayas del techo Inscrita estás en los ojos amados No eres la miseria exactamente Pues los labios más tristes te anuncian Con una sonrisa Buenos días tristeza Amor de los cuerpos amables Poder del amor Cuya amabilidad surge Como un monstruo sin cuerpo Cabeza decepcionada Tristeza rostro bello.

Presentación de los libros: Cuentos para leer con una sola mano y Las tres caras del triángulo

Imagen
El pasado día 8 de mayo se celebraba en el salón de actos de la Casa de la Mujer de Zaragoza, calle Don Juan de Aragón, 2, el acto de presentación de mis libros: Cuentos para leer con una sola mano y Las tres caras del triángulo, publicados en formato eBook por Sabara Editorial. También hubo una charla introducción al libro digital: qué es, cómo se descarga, soportes de lectura, forma de pago…, que corrió a cargo de Luisa Miñana y de Carlos Manzano.
El poeta Fernando Sarría leyó uno de los cuentos.

Noche de san Andrés

Imagen
La Biblioteca Nacional de Madrid guarda un códice, en su folio 112 aparece la figura de un sabio que busca solución a un problema intelectual. Es la noche de san Andrés, está a punto de amanecer, se termina la vela y también el papel. “En la noche de san Andrés encontré la solución final de la cuadratura del círculo cuando ya se terminaba la vela, la noche y el papel en que escribía, al filo del amanecer”. Leonardo da Vinci. Códice Madrid. II, f. 112r.

Librería móvil

Imagen