La deuda

Felipe Hernández, poeta, novelista, compositor y músico, se muestra en su obra La deuda como un hábil narrador, capaz de atrapar al lector en una historia intensa, dentro de una atmósfera que en ocasiones se vuelve densa y desasosegante.
Andrés Vigil, el protagonista de la narración, contrae una deuda con un prestamista al que recurre para poder comprarse un violonchelo. Una tarde que acude a la oficina de empeños con la intención de aplazar el último pago de su deuda, presencia una escena que trastocará su vida. Dos hombres acompañan al usurero y le interrogan sobre cierta actividad ilícita, le torturan y le dan muerte. Andrés queda sobrecogido por los acontecimientos, no puede concentrarse en otra cosa que no sea la violenta escena que se repite en su cerebro. Intenta la ejecución de una suite de Bach, pero los fallos de ritmo y los errores en las notas provocan que el violonchelo rechine con un ronco gemido. Pierde el empleo, se distancia de su esposa… Las desgracias se suceden, aunque lo peor llega cuando un nuevo vecino se instala en el piso superior. Alejandro Godoy, el tipo al que vio en casa del prestamista, vive ahora encima de su casa, puede escuchar sus pasos, sentir su presencia fría y atemorizante. Alejandro Godoy se ha hecho cargo de su deuda y los intereses siguen aumentando mientras no se salde. Del temor a la curiosidad, a la admiración, a la compasión. Andrés siente un espectro de emociones respecto al hombre que le fuerzan a analizarse a sí mismo, a superarse como persona. Es por este laberinto intrincado por donde nos arrastra el autor hasta llevarnos al clímax en un final sorprendente.
 
Título: La deuda
Autor: Felipe Hernández
Editorial: Sloper www.editorialsloper.es
Año: 2011
Páginas: 293

Comentarios