El profesor

Frank McCourt, premio Pulitzer por su novela autobiográfica Las cenizas de Ángela, nos habla en esta obra sobre su vida como profesor de Lengua y Literatura inglesa en institutos de secundaria y más tarde como profesor de Creación Literaria en la prestigiosa escuela Peter Stuyvesant de Nueva York. Los cuadernos de notas que contenían esbozada su vida docente se convierten en la novela El Profesor, en la que narra sus vivencias de educador novato al frente de una clase de adolescentes desmotivados y con escaso interés por aprender, también nos describe las sucesivas etapas que superó intentando captar el interés del alumnado hasta llegar a obtener la recompensa esperada: una clase pendiente de sus palabras, con ganas de implicarse y de participar en las propuestas que surgen.
Marcado por su infancia desgraciada y la impronta que le dejaron el nacionalismo, el catolicismo y la pobreza, Frank McCourt ha de luchar primero contra sí mismo, recuperar la autoestima, dejar a un lado los ataques de autocompasión, superar el impacto de una religión que amenazaba a su alma con el fuego eterno, atreverse a sentir las emociones y aprender a desenvolverse en el trato con los demás. En su periodo escolar en Limerick, pequeña ciudad irlandesa, sufrió las cuestionables tácticas pedagógicas de unos profesores violentos, que aplicaban la vara para inculcar las distintas asignaturas, coartando así la innata curiosidad infantil. Ejerciendo de profesor en Estados Unidos, McCourt quiso huir de estos errores y durante los treinta años que pasó enseñando, ensayó distintos métodos para ganarse la atención y el respeto de sus alumnos.
Cinco clases al día, cinco días por semana, año tras año. Parecería una condena insufrible si no fuera por el reto que supone ponerse delante de un grupo de estudiantes sin ganas de aprender ortografía, gramática, vocabulario, comprensión lectora, redacción o literatura e incentivarles valiéndose de cualquier argucia para lograrlo. Tampoco hay que obviar las zancadillas de un sistema docente que aplica programas de enseñanza sin tener en cuenta las necesidades más elementales de los chavales, que no recompensa debidamente los esfuerzos del profesorado y no valora las dificultades a superar en la formación de los jóvenes.
El Profesor es un libro escrito con sencillez y honestidad, con una voz directa y sin artificios literarios, donde se nos muestra a un hombre en constante aprendizaje, aprende literatura mientras imparte la asignatura y aprende psicología a fuerza de estudiar a sus alumnos. A McCourt le molesta que por escribir este libro, que se ha sido superventas, todos le admiren y, sin embargo, no se reconozca la importancia de sus 30 años dedicados a la enseñanza.
 
Título de la obra: El Profesor
Autor: Frank McCourt
Traducción: Alejandro Pareja
Editorial: MAEVA
Páginas: 298
Año: 2006

Comentarios