El Principito en Nueva York

"Nunca les he contado a los adultos que no soy de este mundo. He escondido el hecho de que en el fondo siempre he tenido cinco o seis años y, por tanto, les he ocultado mis dibujos. Pero me encanta enseñárselos a mis amigos. Estos dibujos son mis recuerdos". Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944). El pasaje es un descarte de El Principito, la novela que no deja de cautivar.
Con motivo del 70 aniversario de la publicación de El Principito, la biblioteca-museo Morgan de Nueva York anuncia la inauguración de una muestra sobre la obra para el 24 de enero. Bajo el título The LittlePrince: A New York Story (El Principito: una historia de Nueva York), la exposición descubre la importancia que la ciudad tuvo en la creación de la novela.
Saint-Exupéry huyó de Francia cuando el país fue invadido por Alemania durante la II Guerra Mundial y creó a su personaje en varios lugares de NY, como el apartamento de su amiga la periodista neoyorquina Silvia Hamilton. A ella le confió el manuscrito antes de dejar la ciudad para irse a luchar con los aliados. Dicho manuscrito y los dibujos que le acompañaban, se adquirieron en 1968 por la biblioteca-museo, que los expondrá hasta el 27 de abril. Son una selección de 25 páginas de las 140 de que consta el borrador, así como dibujos, fotografías del autor en Cerdeña poco antes de su última misión, y objetos personales de Saint-Exupéry, entre ellos la pulsera de identificación que llevaba cuando desapareció.

Ilustración original de Antoine de Saint-Exupéry que se exhibe en la exposición The Little Prince: A New York Story.
a

Comentarios