Diario íntimo de la ingenua Marilín

Dicen las reglas de una crítica equilibrada que cuando se habla de un libro no hay que golpear ni babear. Una opinión ponderada y una fundamentación mesurada son más convincentes que un exabrupto o que esos adjetivos publicitarios que solo corresponde poner a cada lector.
Yo escribo, y también soy lectora empedernida. Pertenezco a la exigua grey de los devotos seguidores de la palabra escrita. Me gusta pensar que siempre habrá creyentes en formas y estructuras en las que se ha confiado durante mucho tiempo y que todos, ateos literarios, talibanes del lenguaje, ágrafos y escritores de talento conviviremos como puntos de referencia en la galaxia inabarcable de la literatura.
No sé si algo de lo anteriormente escrito viene a cuento para referirme a la obra “Diario íntimo de la ingenua Marilín” de José González de la Cruz. Una novela sin estructura de novela y sin atmósfera de novela, sin ningún anclaje para el lector salvo la época que se describe, esos años previos a la muerte del dictador Franco y los posteriores, con una democracia titubeante y la sociedad española a punto de eclosionar. Un texto escrito con una prosa artillada, como corresponde a alguien que no ceja en su voluntad de estar al pie del cañón y carga sus mejores proyectiles en el arte de la verdad.
Marilín es una prostituta, el oficio le viene de familia, su abuela y su madre también fueron meretrices. A través de las experiencias de estas mujeres, Marilín aprende lecciones esenciales para andar por la vida, de ellas, y de sus clientes, un repertorio variopinto de hombres que la ilustran y le aportan sus particulares visiones de cuanto acontece.
Marilín habla con el lenguaje de la calle y es tremendamente versátil, puede adaptarse a cualquier circunstancia y salir airosa con resolución. Reflexiona sobre la realidad con una ingenuidad acertada y divertida y abre su corazón para mostrarnos su alma soñadora, sus deseos más íntimos de conocer el mundo y verlo con sus propios ojos.
La narración discurre en el cuarto de Marilín, aunque tal vez sería más acertado decir que se desarrolla en su mente y que son sus pensamientos lo que conoce el lector. Unos pensamientos que retratan a España en un tiempo convulso e incierto, en el que todo cambiaba muy deprisa para sustituir el olor a naftalina por el aire fresco de la democracia.
Título: Diario íntimo de la ingenua Marilín
Autor: José González de la Cruz
Editorial: Bohodón Ediciones
Páginas: 398

Comentarios