Reseña de mi libro: Cuentos para leer con una sola mano

La autora se adentra en un tema que para mí es nuevo. ¿Lectura erótica, pornográfica?… Qué más da. En el prólogo hace una buena disertación sobre el significado de escribir sobre este género. No estamos acostumbrados. Hay una gran ignorancia porque se ha llenado de prejuicios morales, educacionales, culturales… No sabría cómo explicarlo, pero la autora lo hace con gran soltura. Aclara conceptos y rompe con el significado perverso que se le ha dado a este tipo de género… Lo hace con delicadeza, con habilidad, sin tapujos; en algunos momentos con belleza y con esa transparencia vital tan necesaria para que al lector le facilite el camino que haga posible poder desempolvar viejos restos de culpabilidad. A mí la descripción de los relatos me ha proporcionado verdadera satisfacción.
Porque además consigue transformar en arte literario, en literatura creativa de una forma inteligente y con los argumentos adecuados, esos prejuicios latentes en los que estamos inmersos, de tal forma que involucra al autor y al lector en una estrecha combinación de astucia compartida.
El libro se estructura en 17 relatos cortos. Cada uno con su singularidad. Cada uno con una historia propia. A través de ellos la autora se adentra en las más variadas situaciones, con gran riqueza de vocabulario, con gran soltura y elegancia combinando los mil y uno elementos que pueden proporcionar situaciones difíciles de expresar con palabras. Son los cuerpos en su integridad y con sus particularidades los que en un momento dado aparecen como verdaderos protagonistas de la situación.
No hay barreras. Todo es posible en este juego amoroso porque la fantasía también ocupa un lugar central. Porque esa fantasía aparece sigilosamente, sin permiso y poco a poco se expande sin límites entre los protagonistas, pero sin dejar de lado lo concreto, lo temporal. Así se crea una simbiosis entre los amantes que introduce a los personajes en un paroxismo de placer indescriptible.
Una lectura lenta y sosegada del libro nos ayudará a soltar todo el lastre acumulado en nuestro pasado educacional y cultural, de tal forma, que será posible llegar a sentirnos como liberados, desinhibidos de todos esos miedos y tabúes que a lo largo de nuestra existencia han llenado los recovecos que una educación sexual mal entendida trastocó nuestro entendimiento.

*Reseña de Juana Ferrer. Gracias.

Comentarios