Lo que leo está en lo que soy

Si examinamos en conjunto tu obra, vemos que está compuesta por poemas, novelas, relatos, artículos de opinión, reseñas literarias… Cuesta decir qué estilo predomina.
Si nos ceñimos al predominio, o sea, a una cuestión numérica, está claro que ganan los artículos. Pero no debe sorprenderle a nadie que un escritor se dedique a todos los géneros, es decir, que se dedique a escribir. Porque tampoco es extraño que un cocinero prepare carnes, arroces, repostería…
Indagando sobre tu vida solo he encontrado alusiones a tu obra literaria. ¿Por qué ocultas tu vida privada?
No se trata de una ocultación, es que pienso que a nadie le importa si soy madre de quintillizos o me he doctorado en Bioquímica. Los lectores no necesitan conocer esos aspectos de mí. Además, como bien dices, mi vida es mía, y privada.
¿Cómo vives entonces la exigencia cada vez más común de exponer al escritor como objeto de consumo?
Unas veces apetece participar en esos espectáculos y otras no, depende de con quién se esté.
¿Alguna recomendación para los jóvenes o los noveles que intentan abrirse camino en el mundo literario?
Que lean y aprendan siempre.
Una razón para leer tus obras.
Porque sí.
Saramago afirmaba que escribir es un trabajo, que el escritor no es un ser extraordinario que espera a las hadas. ¿Estás de acuerdo?
Es una obviedad. Ni las hadas, ni las musas vienen a hacerte el trabajo. Pero ¿alguien se ha creído alguna vez esa patraña?
Cuando escribes, ¿qué buscas?
Saber decir lo que pienso o siento.
¿Piensas en un lector determinado al crear?
No.
¿Tienes alguna superstición a la hora de escribir?
Ninguna.
Para escribir no puede faltarte…
Algo que contar.
¿Eres disciplinada para escribir o esperas a que llegue la inspiración? ¿Dónde escribes? ¿Cuándo? ¿Tienes manías, horarios o un lugar especial?
Carezco de una disciplina. Escribo donde y cuando puedo. La mayor parte de las veces en casa, pero también puedo escribir en cualquier otro lugar. No me impongo horarios, no tengo manías ni nada de eso.
¿Corriges mucho? ¿Eres muy perfeccionista?
Corrijo muchísimo. Soy perfeccionista hasta la obsesión. Nunca termino una obra, la abandono momentáneamente y la pulo a la menor oportunidad.
¿Qué sería de tu vida si no pudieras escribir?
No sería vida.
¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que te sentiste escritora?
Sí, fue al ver mi primera columna publicada en la portada de una revista literaria.
¿A quién le dejas leer tus manuscritos antes de ser editados?
Tuve un lector-corrector que me facilitaba una visión importante sobre mi trabajo. No le he encontrado sustituto.
¿Hay algún estereotipo de escritor en el que odiarías caer?
Soy ya lo suficientemente madura como para no caer en ningún estereotipo. Pero el de borracha me disgustaría sobremanera.
¿Necesitas silencio para escribir o te gusta escuchar música?
Escribo en el silencio, con el ruido de la calle, con las voces de los vecinos, con la música que me apetece.
¿Cómo te clasificarías como escritora?
Detesto las clasificaciones y las etiquetas.
 
¿Cómo se adquirieren herramientas para saber mirar?
Cada persona debe encontrar sus propias herramientas de acuerdo con su sensibilidad, su cultura, su personalidad…
¿Por qué leer?
¿Hace falta un motivo para leer? Porque nos enriquece como personas, aprendemos, sentimos, valoramos, exploramos…
¿Leer es vivir?
Vivir es leer, dormir, pasear, tomarse un café. Todo es vivir.
¿Qué tipo de lectora eres?
Difícil de contentar y amante de la variedad de estilos y temas.
¿Qué has aprendido de ti misma leyendo que no hubieras podido aprender sola?
Todo lo que sé sobre filosofía y psicología, por ejemplo.
¿Cuál es tu sitio preferido para leer?
Cualquiera que tenga buena luz natural.
¿Quién te enseñó a leer?
Mi madre, antes de ir al colegio.
¿Cuáles fueron tus primeras lecturas?
Novelas, libros de arte y de historia, una enciclopedia. Era lo que había en mi casa.
¿Qué libros te han emocionado más en tu vida?
La lista es muy larga.
¿Cuántas horas diarias dedicas a la lectura?
Depende. Si tengo que preparar una reseña, bastantes. Si es por placer, menos.
¿Cuáles son las claves para ser un buen lector?
Lo ideal es sacarle todo el jugo a un libro, pero esto dependerá de la preparación de cada persona.
¿Hay algo mejor que hacer que leer?
Leer es una actividad gratificante, pero no cualitativamente mejor o peor que otras.
La lectura, ¿va a menos?
¿Cuál es el valor de referencia para determinar si va a menos? Se sigue leyendo igual que siempre, pero los gustos varían con los tiempos.
¿Qué es el libro para ti?
Una caja de sorpresas: una aventura, una información, un sentimiento… Muchas cosas.
¿Cuál es tu relación con los libros?
Forman parte de mi paisaje cotidiano. Están sobre mi mesa de trabajo, en mi biblioteca…
¿Cómo los cuidas?
Les quito el polvo de tanto en tanto y siempre vuelven a su sitio, cada uno dispone de su propio espacio.
¿Los prestas?
Jamás.
¿Hay algún olor que relaciones con los libros?
El olor a tinta y a papel impreso.
¿Dónde sueles comprar los libros?
Donde los encuentro.
Las librerías de viejo son para ti…
La isla del tesoro.
¿Cuándo fue la última vez que pensaste que habías gastado demasiado dinero en un libro?
Nunca he pensado eso.
¿Cuántos libros sueles comprar en un año?
Pocos. Suelen regalármelos o los tomo prestados de la biblioteca.
¿Alguna manía u obsesión con los libros?
Ninguna.
Recibes novedades editoriales. ¿Qué haces con los ejemplares que no te interesan?
Los conservo o si me los prestan, los devuelvo enseguida.
¿Alguna mitomanía?
No, pero me habría gustado tener dinero para comprar la versión manuscrita de las Flores del mal, con correcciones del propio Baudelaire, que descubrí en el escaparate de una tienda de antigüedades.
¿Posees ex libris?
No.
¿Tienes tus libros limpios o contienen notas, subrayados o marcas?
Mis libros están como nuevos.
¿Qué opinas de ese fenómeno comercial que es la Feria del Libro?
Que no deberían ser necesarias estas celebraciones.
¿Tienes libro electrónico?
No.
¿Qué opinión tienes sobre el libro electrónico?
Es otra posibilidad de leer.
¿Cuál es el futuro del libro?
El libro será una reliquia del pasado.
Decía Marguerite Yourcenar que una de las mejores maneras de conocer a alguien es ver sus libros. ¿Hay muchos libros en tu biblioteca?
Unos cuantos.
¿Cuál es el número idóneo de libros para tu biblioteca?
El número de libros que cabe en mis estantes.
¿Qué género predomina en la tuya?
Hay una muestra bastante equilibrada. Quizá gane la narrativa.
¿Cómo la clasificas?
Por género y orden alfabético.
¿Cómo debe formarse una biblioteca?
Poco a poco y solo con contenido que te interese.
¿Dónde has conseguido los libros más curiosos de tu biblioteca?
Curiosamente, me los han regalado.
¿Qué biblioteca has visitado y te ha fascinado?
Me gustan todas.
¿Qué biblioteca te gustaría visitar?
Todas en las que no he estado aún.

Comentarios