La Compañía de Mercaderes de Libros de la Corte

La Compañía de Mercaderes de Libros de la Corte absorbe a las anteriores hermandades: Hermandad de San Jerónimo (Mercaderes de San Gerónimo) que englobaba a encuadernadores y libreros, y la de San Juan Evangelista, en la que se agrupaban los impresores, y duró desde 1758 hasta 1763. Este año cedió su lugar a la Real Compañía de Impresores y Libreros de Madrid, creada en el mes de julio bajo patrocinio de Carlos III, P. Rodríguez Campomanes fue su presidente. También se crearon otras Compañías de Mercaderes de Libros. La de Madrid, dirigida por Antonio Sanz, impresor, Francisco Manuel de Mena, librero y supervisor de la imprenta de la Gazeta, Alfonso Martín de la Higuera, Manuel López de Bustamante y Francisco Fernández, estaba formada por cerca de ochenta individuos: mercaderes, libreros, impresores, encuadernadores... El comercio de libros se circunscribía a la Puerta del Sol y las calles cercanas. La Compañía se organizó como una sociedad por acciones, cuya unidad costaba unos 1.500 reales.

Comentarios