Parece que cicatriza

Parece que cicatriza es la historia de un sueño. Roberto Ponce, el protagonista, es un joven de diecinueve años que decide ser escritor. Se da el plazo de un año para escribir una gran novela y triunfar en el duro mundo de las letras. Recluido en un pisito alquilado consagra sus días a esta tarea y en sus noches etílicas frecuenta El Cubo de la Basura, un tugurio donde comparte copas y confidencias con Sebastián Mendoza, pintor de arraigados principios artísticos, y Emilio Ballester, un cantante capaz de prostituirse para alcanzar la ansiada fama. Pese al tiempo y los esfuerzos dedicados, la inspiración no llega y la novela nunca llega a materializarse.
En la segunda parte de la historia, encontramos a Roberto Ponce casado y padre de una hija, atrapado en un empleo convencional, tan alejado de sus sueños e ilusiones que necesita recluirse en su habitación para escapar de una vida gris y monótona, en la que el único aliciente sigue siendo la literatura. Pero el pasado siempre vuelve y un día la añoranza de otros tiempos lleva a Roberto al punto de partida, a El Cubo de la Basura. Sebastián ha muerto en la indigencia, sin vender un cuadro, sin alcanzar la gloria, pero preservando su dignidad como hombre y como artista, siempre fiel a sus principios. Sin embargo, Emilio ha llegado a lo más alto, se ha convertido en Sonny Hog y es un ídolo del rock, decadente y patético.
Miguel Sanfeliu nos habla en esta obra de la vida y de la literatura, de la literatura como forma de vida. Describe los síntomas que produce el veneno creativo. Quien está herido de literatura nunca llega a curarse, dice. Por eso su protagonista no renuncia a perseguir su sueño, se enfrenta a la pantalla vacía del ordenador una y otra vez, sufre por su incapacidad, disfruta leyendo, se sumerge a diario en esta otra existencia gracias a la cual consigue sobrevivir.
Con un discurso fluido y sencillo, construido más con emociones que con las palabras, Miguel Sanfeliu recrea vericuetos del alma que no nos son ajenos. Todos tuvimos alguna vez un sueño, pero pocos son los que logran materializarlo.

Título: Parece que cicatriza
Autor: Miguel Sanfeliu
Editorial: Talentura
Páginas: 144

Comentarios