La carrasca hendida

En Aragón antes hubo leyes que reyes y estos han de someterse a ellas para ser reconocidos como tales.

Hay muchas formas de contar la Historia y, a mi juicio, Miguel Martínez Tomey ha elegido la mejor: convertir a los protagonistas en personas cercanas. Más allá de los nombres, las fechas y los hechos, la Historia son acontecimientos que repercuten en la gente. Desde esta perspectiva, Miguel Martínez Tomey narra en su novela La carrasca hendida un periodo clave en la historia de Aragón.

La obra comienza cuando el rey Borbón Felipe V se encuentra en la frontera entre Castilla y Aragón, se dirige a Zaragoza para jurar los fueros en la Seo del Salvador. Carlos II, rey de España, había muerto sin descendencia en 1700. Aragón y Castilla estaban unidos de hecho, no de derecho, cada país tenía sus leyes y sus instituciones políticas. En Madrid se conspiró para que accediera al trono el nieto de Luis XIV de Francia, y las potencias europeas se sintieron amenazadas ante la previsible unión de Francia y España, para combatirla se formó una Gran Alianza, partidaria de que el heredero fuese el hijo del emperador de Austria, el archiduque Carlos. En los territorios de la Corona de Aragón esta opción tenía más adeptos que en Castilla. Con tales desavenencias, estalla una guerra en Europa y, como consecuencia, otra civil en España.

Jerónimo Antón y Sayas, capitán de la guardia del reino; Jorge Pertús, coronel del regimiento de infantería de la ciudad de Zaragoza; el virrey marqués de Camarasa; el conde de Sástago; el arzobispo Antonio Ibáñez de la Riva, el duque de Orleans... Nos acercan el pasado.

La novela no es una crónica militar sino el retrato de situaciones reales en las que se refiere cómo las decisiones políticas afectan al pueblo llano, que ha de afrontar la guerra, el hambre, la violencia y los horrores que conlleva. Meses de lucha, una pesadilla que merma la resistencia física, desespera y mata de miseria y de dolor. Los amigos convertidos en enemigos, en rebeldes e invasores. Los pueblos caen tras feroces asedios.

Aragón se convierte en un reino hostil por su apoyo al archiduque Carlos y vuelve a la soberanía borbónica por legítima conquista. Disuelto el ejército de Aragón, un decreto real acaba con los reinos de Aragón y Valencia y los anexiona a la ley de Castilla. Todos los aragoneses son traidores, incluso los que fueron fieles a Felipe, pero él es un rey despótico que impone su voluntad por la fuerza de las armas si es preciso.

Todo parece perdido, pero el coronel Pertús aún está dispuesto a seguir luchando por los fueros y libertades de su reino.

La carrasca hendida es el relato de un periodo poco conocido de nuestra historia. Una cronología que se inicia el 12 de septiembre de 1701 y concluye el 10 de agosto de 1707. Aunque, según se deduce, se trata de un texto inconcluso, que permite una segunda parte.

Título: La carrasca hendida
Autor: Miguel Martínez Tomey
Editorial: Doce Robles
Páginas: 178

Comentarios