23 de marzo de 2017

Literatura por el cambio

En sus 111 ediciones, el Nobel de Literatura se ha otorgado a 13 mujeres. De las 40 entregas del Cervantes, solo 4 han sido para escritoras. ¿Será porque por cada nueve escritores buenos solo hay una escritora?

«Ser escritora y no morir en el intento», ese es el objetivo de las mujeres que escribimos. Ya no tenemos los impedimentos que nos afectaban en el siglo XIX, podemos acceder a la vida intelectual y académica, no necesitamos la autorización tácita o explícita de nuestro marido para poder publicar, ya no nos enfrentamos al prejuicio social que nos estigmatizaba como mujeres «sabias», pero… La mujer escritora no está en igual medida representada ni en las librerías ni en las historias de la literatura. Aún hay colegas masculinos que insisten en que escribimos para mujeres: novela rosa modernizada y ñoña.

Un hombre puede ser escritor.

Una escritora es una mujer que es madre, ama de casa, trabajadora y que, además, escribe.

La literatura es uno de los espacios donde los estereotipos se forjan y se reproducen. Quizás sea el vehículo que facilite el cambio social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tú eres el destinatario de este blog y tu opinión, siempre que sea respetuosa y relacionada con el tema de cada post, nos interesa a todos. El resto, se suprimirá.